Conoce nuestros tipos de patatas

 

Las patatas son el acompañamiento perfecto de cualquier comida pero hay muchos tipos de patatas. Da igual que prefieras carne, pescado, vegetales o que quieras hacer de ella el plato principal. Gracias a su sabor, textura y propiedades se consolida como el alimento perfecto que conjunta con todo. Sin embargo, la forma de prepararlo es un detalle que si pasamos por alto puede estropear nuestros platos. No es lo mismo acompañar a un buen pescado a la plancha con unas patatas fritas que con unas patatas al horno.

Al igual que la preparación de la patata es importante a la hora de preparar tus comidas, la elección de una buena patata también lo es. Existen  decenas de tipos de patatas diferentes que son óptimas para usos distintos. Hoy, desde Patatas Gallegas te vamos a presentar los dos tipos de patata de Galicia que nosotros distribuimos, sus propiedades y cómo prepararlas para que tus guisos salgan deliciosos.tamanoTipos de patata: Kennebec, una patata con denominación de origen

Este tipo de patata es la tradicional gallega. Es la joya de la corona de Patatas Gallegas. Hablamos de una patata de tamaño medio-pequeño, con una forma más bien ovalada. En cuanto a su aspecto, su piel es muy fina y tiene una apariencia añeja, como envejecida, mientras que el color de la carne exterior se muestra blanco.

Este tipo de patata es muy versátil y queda ideal cocinada al horno, cocida o en cualquier guiso por su contenido en materia seca, sus cualidades de color y sobre todo por el aroma y el sabor que da a las comidas. Dichas características son consecuencia directa de las condiciones climatológicas y el suelo de la región de A Limia, además de nuestros métodos tradicionales de cultivo. Por eso mismo, al tener tantas propiedades, es una patata que tiene un gran reconocimiento culinario y utilizada para los famosos cachelos gallegos.

 

Tipos de patata: Patata agría, dorada y crujiente

Este tipo de patata es una de las más demandadas en todo el mercado. Estéticamente, estamos ante una patata que suele tener un gran tamaño, mientras que presenta una piel también fina y de color amarillo aunque su carne también es blanca, como en la variedad Kennebeck.

A pesar de que su nombre pueda tirarte para atrás, la patata agria es ideal para hacer purés, pero sobre todo para cocinarla frita. Su concentración de fécula, agua y pocos azúcares hace que quede crujiente y dorada por fuera y tierna y sabrosa por dentro. Eso, sumado a su sabor agradable y a que tienen una buena conservación hace que este tipo de patata sea la preferida por muchos.

 

tipos de patatas

 

Sea cual sea tu tipo de patata, te la llevamos a casa

Por eso mismo, si quieres disfrutar de estos deliciosos tipos de patatas directamente desde la huerta a tu casa, es posible gracias a nuestra tienda online. Recuerda, Kennebeck para horno, guiso o cocción y patata agria para freir. Y luego a disfrutar de un delicioso manjar con denominación de origen gallega.

One Comments

  • Maria Josefa Puente Docampo 31 / 01 / 2017 Reply

    Soy Lucense y estoy en Murcia que tiene muy buenos tomates y pimientos, pero las patatas aquí son muy regulares, hecho de menos las patatas de galicia, los grelos y los quesos.

Deja un comentario