Pastel de patata: receta para un aperitivo perfecto.

Suena el teléfono y tu mejor amigo y su mujer vienen a tu casa a tomar algo porque están por el barrio. El horror aparece en tu cara cuando te das cuenta de que no tienes nada que ofrecerles de aperitivo. Tu nevera está tiritando por dentro. Algunos huevos,  un poco de queso, el típico limón cortado al final de la nevera… No te preocupes, con estos ingredientes y unas pocas patatas de Galicia te enseñaremos a cómo preparar un pastel de patata rápido, sencillo y para todos los públicos. ¡Enfúndate el mandil y manos a la obra!

Ingredientes para preparar el pastel de patata

Y es que para cocinar un delicioso pastel de patata tan solo necesitarás:

  • 325 g. de harina (unas 3 tazas).
  • 120 g. de patatas Kennebeck cocidas.
  • 100 g. de queso pecorino rallado.
  • 50 g. De queso pecorino en dados.
  • 75 g. De mantequilla (5 cucharadas grandes) y 15 gr. más para engrasar la cazuela.
  • 25 g. (4 cucharadas) de levadura.
  • 80 ml. de agua.
  • 3 huevos.
  • 50 g. de pan rallado, sal y pimienta.
  • Para el gratinado: 1 huevo, 20 gramos de queso pecorino rallado y pimienta.

Modo de preparación del pastel de patata

Para empezar a preparar el pastel de patata, primero debemos batir los huevos en un bol grande con un poco de sal, la pimienta molida y el queso rallado y en dados. Acto seguido añadimos la mantequilla fundida y la levadura, que habremos disuelto previamente en agua, para luego mezclarla con la harina y las patatas hervidas pasadas por el pasapuré.

 pastel de patata

Acto seguido coge el molde para el horno, úntalo con mantequilla y pan rallado y a continuación rellénalo con la mezcla del pastel de patata ya preparada hasta la mitad. Ahora deja reposar la masa hasta que haya aumentado su  volumen hasta el doble (tarda más o menos una hora).

¡Ya está casi todo preparado! Ahora tan solo tienes que pintar con huevo la superficie del pastel, decorar con el queso rallado que hemos guardado

para el gratinado y hornearlo a 180 º durante unos 40 minutos hasta que quede esponjoso y dorado.

pastel de patata

Pasado el tiempo, saca el molde del horno, deja que se enfríe un poco et voilá, habrás preparado un pastel de patata perfecto para acompañar a una reunión de amigos distendida.

Sabemos que las patatas son el acompañamiento perfecto de cualquier comida, pero gracias a este pastel de patata comprobarás que se pueden convertir en el plato principal de un buen aperitivo.

Deja un comentario